Liverpool: más allá de los Beatles

Desde que soy fan de los Beatles he querido conocer su ciudad natal y desde que estamos viviendo en Londres sabíamos que una de las primeras escapadas iba a ser Liverpool. Ha bastado tener un par de días libres y encontrar un billete baratísimo (adoramos Megabus) para poner rumbo a la ciudad de los Beatles y de camino, hacer una parada en Manchester.

Estuvimos un día y medio en cada ciudad. Para hacerte una idea y conocer lo imprescindible es suficiente, pero ya sabéis, cuanto más azúcar más dulce.

Lo cierto es que Liverpool tiene más oferta de la que pensábamos en un primer momento y si eres un loco de los Beatles más. Si te interesa apuntar alguna que otra cosa que no tenga que ver con esta banda, sigue leyendo.

Obligado un paseo por Albert Dock, es una de las zonas más turísticas de la ciudad. Encontrarás algunas tiendas y restaurantes y desde allí verás la noria de Liverpool.

Albert Dock

Albert Dock

Durante el paseo te encontrarás algunos museos, entre ellos aquellos por los que nos decidimos: Maritime Museum y el Beatles History Museum. El primero no lo teníamos en la lista ya que había otros que nos llamaban más la atención pero nos lo recomendó María, una amiga de la carrera que lleva ya unos años buscándose la vida en Liverpool y la verdad es que salimos encantados. A destacar la exposición sobre el Titanic y la historia de la esclavitud. Además es gratis. Si quieres saber nuestra opinión sobre el segundo museola semana que viene subiremos una entrada dedicada al Liverpool de los Beatles, así que tened paciencia. ¡No seais ansiosos!

Nosotros apostamos por estos, pero también nos parecían interesantes el Museum of LiverpoolTATE Liverpool y Liverpool Warm Museum. Todos ellos gratis.

Catedral de Liverpool

Catedral de Liverpool

 

Impresiona la Catedral de Liverpool, de estilo moderno, terminada completamente en el año 1978. Es sencillamente impactante. Te sentirás diminuto recorriéndola.

Tiene una torre a la que puedes subir por unas 5 libras, cuándo intentamos subir era demasiado tarde (revisad bien el horario antes de ir porque es diferente al de visita a la catedral), así que nos quedamos con las ganas de ver la panorámica que ofrece de la ciudad. ¡Ya tenemos una excusa para volver a Liverpool!

 

 

 

 

Muy cerca de la catedral se encuentra el barrio con la comunidad china más antigua de Europa y el arco chino más grande fuera de China que fue un regalo de Shanghai a Liverpool.

Arco chino

León barrio chino

 

 

 

 

 

 

 

 

St. Lukes Church

St. Lukes Church

 

Os recomendamos echar un vistazo a la iglesia de St. Lukes que fue bombardeada durante la segunda guerra mundial pero

curiosamente toda la fachada sigue en pie como símbolo de la resistencia británica ante el nazismo.

 

 

 

Por último, se encuentra la Metropolitan Cathedral, tiene una arquitectura que poco o nada recuerda a una iglesia y supongo que ahí está el encanto. Nosotros no pudimos verla por dentro (también llegamos tarde) pero el interior por lo que sabemos cuenta con una decoración e iluminación… diferente.

File_006

¡Estad antendos! Por todo Liverpool hay “Lambananas”, esculturas mitad banana, mitad cordero. Fue diseñado por un artista japonés y advierte de los peligros e la ingeniería genética. Además las bananas y los corderos están muy unidos a Liverpool ya que eran cargas comunes en el puerto.

 

Dónde tomar una pinta o picar algo en Liverpool

En cada esquina hay un pub, por lo que no vas a tener problemas de deshidratación. Teníamos fichados varios lugares y aquí os dejamos algunos de ellos:

Baltic Fleet o Bar-Co como me gusta llamarlo. Está cerca del Albert Dock y tiene una forma que recuerda a la de un barco. Al parecer tiene un túnel que lo conecta con el puerto y según cuentan, tenía un segundo túnel que llegaba hasta el barrio rojo de Liverpool y por lo visto este pub estaba muy frecuentado por marineros.

Alma de Cuba: Este lugar es una maravilla, se trata de una Iglesia que por dentro es un pub en la sala de bajo, y un restaurante bastante cool, en la planta de arriba. Nosotros estuvimos tomando una cerve y nos encantó el lugar. Os recomendamos informaros antes, porque parece que los domingos ofrecen el brunch al ritmo de un coro de gospel que actúa en el altar.

Elif: Es un asador turco de carne y pescado, está sencillamente riquísimo. A mediodía puedes probar un excelente lunch menu por 10 libras.

Abbey: Es un pub como cualquier otro sin más encanto que pertenece a una cadena de restaurantes de por aquí. No destaca por la calidad pero tiene buen precio en las cerves y en la comida.

Flanagans Apple: Este irlandés es un lugar muy amplio y animado en el que puedes comer, beber y pegarte un bailoteo con reconocidos éxitos internacionales de rock y pop.

Aunque Liverpool no hubiese estado resaltado en nuestro mapa viajero si no fuese porque esta ciudad está unida a la historia de los Beatles lo cierto es que es una ciudad con encanto y con un ambiente que te hace sentir a gusto. Eso sí, es muy probable que no sea uno de esos lugares que te enamore a primera vista.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *