Manchester: People’s History Museum y un chino de verdad.

Manchester era una de esas ciudades que nunca había estado en nuestro mapa viajero pero hay que decir que el People’s History Museum y alguna que otra cosita hicieron que la visita camino a Liverpool valiera la pena.

Bueno, el caso es que antes de ir a Manchester no habíamos oído grandes maravillas de la ciudad a excepción de las idealizaciones de algunas personas que tienen vínculos con la ciudad. Pero, ¡cuidado!, porque Manchester tiene por lo menos dos atractivos (y algunos más) que atraen a muchos visitantes: el fútbol, con dos equipos de primera línea internacional, y las compras, con muchas mas tiendas y superficies comerciales de las que puedas visitar en un fin de semana.

People’s History Museum.

Pero vamos al grano, a mí lo que más me gustó, y creo que a Olguita también, fue el People’s History Museum, vamos, el Museo de la Historia del Pueblo (o de la Gente).

People's History Museum. Máquina para fichar.

Antigua máquina para fichar la entrada y salida del trabajo. People’s History Museum de Manchester.

Este museo es fabuloso y es la sala de exposiciones en la que más tiempo he pasado casi sin darme cuenta ya que todos y cada uno de los objetos e historias que recoge hablan de las vidas de las personas y las organizaciones que han luchado por los derechos que ahora disfrutamos en buena parte de lo que llamamos Primer Mundo.

Cita de Annie Besant en el Museo del Pueblo de Manchester

Manchester fue la primera gran ciudad industrial del mundo y uno de los grandes escenarios de la lucha obrera, de la organización sindical y de la defensa de derechos sociales y políticos.

Aunque la exposición se centra en la historia de Manchester y del Reino Unido encontraremos también objetos, relatos y conexiones con otros países y movimientos sociales así como con los duros y largos caminos de lucha y activismo en épocas más o menos próximas para desmontar las discriminaciones por motivo de sexo, raza o orientación sexual.

El nivel de interactividad con las exposiciones del museo es bastante alto y hay numerosos espacios de alto valor pedagógico para nuestros peques como el que habla de la evolución del racismo en el fútbol.

¡Vamos!, una “delicia” que no os podéis perder y de la que saldréis zarandeados tras comprobar que la mayoría de personas que han hecho posibles nuestros derechos y bienestar fueron perseguidas, detenidas,acusadas, despojadas de todo e incluso asesinadas por delitos de “terrorismo” y similares. Un proceso, por desgracia, mas actual de lo que quisiéramos.

Happy Seasons: un chino de los de verdad.

Después de esta visita, que os puede ocupar entre una y tres horas (depende del tiempo que dediquéis a mirar, interactuar y reflexionar), os invitamos a ir hasta el Barrio Chino para dejaros llevar por los sabores del auténtico oriente en el restaurante Happy Seasons. Un local que por fuera no dice nada, excepto cuando hay cola para entrar (que suele ser a menudo), pero que en la cocina tiene mano de santo y a muy buen precio. Un lugar ideal para disfrutar de una comida excelente mientras reflexionáis sobre cómo seguir transformando nuestro mundo después de todo lo visto y sentido en el People’s History Museum.

Fotoinstalación interactiva en el Museo de la Ciencia y de la Industria de Manchester.

De camino al Happy Seasons o después, o cuando queráis si vais a pasar más de un día en la ciudad, no olvidaros de rondar la John Rylands Library, el imponente Town Hall (Ayuntamiento) y la animada zona alrededor de la Exchange Square cerca de la cual se encuentra la Catedral de Manchester y el bar con la cerveza más barata de la ciudad, el Sinclairs Oyster Bar. Tú eliges.

¿Una cervecita en el Sinclairs Oyster Bar?

Una ruta circular por el centro de la ciudad de esas de sin rumbo fijo puede reportarte un buen contraste de arquitecturas pudiendo ver desde grandes edificios de época de uso industrial hasta la torre de cristal del Hilton.

Parte de la fachada del Ayuntamiento de Manchester.

Por supuesto que hay más cosicas para ver en la ciudad pero ya están bastante contadas y repetidas en otros blogs.

¡Disfrutad la ciudad y la lucha, compañer@s!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *